Un día decidí escribir un no sé qué, un no sé cuándo ni adonde, ni por qué para que nadie entendiera lo que en realidad sucedía en mi interior. Y eso luego devino en yo sé cómo, yo sé cuándo, yo sé dónde y por qué, pero tampoco supieron desentrañar la verdad.Por eso, publicaré algunos de mis cuentos, relatos y poemas.Y tambien textos de autores que dejaron su impronta... Quizás así puedan entender...

viernes, 2 de octubre de 2009

La Regla





Ese relato pretende, con toda humildad,
seguir la estructura de los inolvidables ¡Oh! del querido
y respetado doctor Florencio Escardó, "Piolín de Macremé"




-Tía… ¿Ya está todo sobre la mesa? preguntó Mónica desde la cocina.

-Si-conteste- mientras acomodaba sobre la mesa las dos fuentes de acero.¡

-Bien!-exclamó Diego- pero traigan una regla porque no voy a permitir que nadie coma un poquito más que yo.....

-¿Qué es una regla? preguntó mi sobrina-nieta...

Y entonces sucedió...

Se conectó mi chip de la in-oportunidad y abri la boca para explicar: -Llamamos regla a un elemento de madera, metal o plástico que nos permite tomar medidas. Medimos de acuerdo a las pautas que nos dieron, aunque las pautas son relativas.

Regla deriva del latín regularis. La vida de las mujeres está regulada por la regla. Esta regulación establece tres épocas: antes de la primera regla, mientras tenemos la regla y después de la última regla. La regla de las mujeres es unipersonal y subjetiva. Se rige por la luna, las hormonas y los estados de ánimo.Estado de ánimo es aquello que hace que nuestros amigos hablen de nosotras entre ellos. Según ellos un día estamos raras, otros locas y los días anteriores a la regla alteradas. Algunas mujeres se deprimen cuando tienen la regla, otras, en cambio, respiran aliviadas.Cuando tenemos la primera regla nos dicen señoritas. Señorita es aquella que espera la regla con angustia hasta que se convierte en señora. Señora es la que tiene el aval de la sociedad para no tener regla durante ciertos períodos de su vida. Pero si tiene la regla periódica y regularmente es acosada por los que la rodean preguntando... ¿Y,para cuando el heredero?...¿para cuando?Esta circunstancia puede provocar problemas de pareja, sobre todo si uno de sus integrantes quiere cumplir con el mandato social y al otro no le interesa. En este caso se puede pedir la anulación del matrimonio, que es la forma legal por la cual las mujeres pueden volver a ser vírgenes (o casi) habiendo sido señoras.

Pero nosotros estábamos hablando de la regla... a la regla también se le dice menstruación, el asunto, días femeninos, días impuros, esos días, la visita, estar indispuesta, Andrés, el mes. En fin todo depende de las culturas y paises.La mujer que aun no tuvo su primera regla es una niña, una promesa, un capullo sin abrir, una flor sin perfume, un fruto que va a madurar. Es el ángel tentador, la inocente picardía.Aquella que ya la ha tenido es la fruta madura, la tentadora, Bethsabé, la hetaira, la que distrae de la contemplación de Dios, la madre de la especie, la progenitora.La que la ha dejado atrás es la vieja, la bruja, el árbol seco, la flor marchita, algo descartable y rápidamente reemplazado por una fruta madura o hasta por una flor sin perfume, de acuerdo a la perversión del hombre que la escoge

.Hete aquí, pues, que el status de las mujeres y su condición social están regidos por la regla. Promesa, concreción, descanso y rechazo. Etapas fijadas por la regla en su espera, presencia y retiro.Se dice que el retiro es esperado con ansia y temor al mismo tiempo.

Asimismo se llama retiro a la jubilación, la cual también es esperada con temor y con ansia. Jubilación es la etapa en que se descansa, o en que se cree que se va a descansar. Es el tiempo libre, en que se cosecha lo sembrado durante nuestra vida laboral, o al menos eso creemos, hasta comprobar que la realidad de la vida y las reglas de la economía diezmaron la cosecha. Y volvemos a depender de la regla esta vez para medir cuánto ganamos, cuánto gastamos y cuánto nos falta para llegar a fin de mes.

De ahí que los seres humanos estamos siempre expuestos a la regla... Reglas de conducta, morales, de mercado. Reglas políticas, religiosas y fisiológicas. Reglas de ortografía, matemáticas y de pronunciación. Reglas de interés simple y compuesto... Reglas que permiten medir volumen, distancia, tiempo...

Tiempo es el periodo que transcurre entre el ser y el no ser. Ser es surgir, emerger, aprender, tener conciencia, vivir, gozar, reproducirse y sufrir hasta llegar al no ser.No ser es la oscuridad, el temor, la duda, lo quieto, lo oscuro que puede ser medido al variar su intensidad hasta llegar a la luz. Para medir este proceso también existe una regla.

De donde volvemos a la certeza de que todo en nuestra existencia está regido por una regla.Reglas que miden y reglas que rigen. Reglas que comparan y reglas que sojuzgan…

Fue en ese momento cuando advertí que todas las miradas estaban fijas en mí. Los ojos de mi hermana me enviaban un mensaje, no por reiterado menos agresivo,”otra vez te convertiste en el centro de la reunión"A su lado, mi sobrina discutía en voz baja con el marido, mientras me miraba de soslayo con cara de mártir. Esto duró apenas un segundo, ya que reaccioné con la prontitud que dá la experiencia repetida de quedar en evidencia unida a mi eterno temor al ridículo. Giré sobre mí misma y, quitando la tapa de la bandeja de acero,dije:

- ¡Para que usar una regla si tenemos cuchillos para untar! A ver... ¿quien quiere mousse de roquefort y nueces? En la mesa hay paneras con galletitas de sésamo, mignones y tostadas de pan lactal.

Veinte minutos despues, gracias a la mouse y a dos botellas de vino cabernet sauvignon, todo había vuelto a la normalidad. Volví a ser la tía Rorry, famosa porque siempre llegaba a las reuniones munida de su mouse de roquefort y la ya legendaria torta de frutillas, ambas componentes infaltabables en las reuniones de la familia.La querida Tia que nunca debería olvidarse de mantener la boca cerrada y así no caer en una de sus famosas, y muchas veces inoportunas, demostraciones de erudicción no solicitada.-


Rorry, la Charo
Maria del Rosario Márquez Bello (2001)

Derechos Reservados



4 comentarios:

serpai dijo...

A veces saber demasiado es contra producente...jaja..
depende con quien charles...
yo así hablaría horas...pero bueno ..en una reuniónnn ,se complica ...

te mando saludos .
Quiero torta de frutills...!!!!


SERGIO

Rorry_la Charo dijo...

Tenés toda la razón Sergio. En una reunión y más si es familiar se espera que las señora hablen (en rincón aparte) de sus hijos y nietos mientras los caballeros cambian opiniones sobre temas del momento (leáse futbol, economía y política)
jajajajaj ¿no te parece una reseña de la columna sociales de un diario patricio de los años 30?.
En fin... mejor cierro lo bocota (o aquieto mis dedos sobre el teclado) que me voy a ver en problemas de nuevo. :)
Va un abrazo hacía Bahía acompañado con una generosa porción de Torta de frutillas Tía Rorry...

lidia dijo...

a las convenciones que estupidizan las conciencias! siguen aun? yo rompi con ellas hacetanto,que no me acuerdo!
un abrzote amiga
lidia-la escriba
www.deloquenosehabla.blogspot.com

Rorry_la Charo dijo...

Si, claro que siguem. Sobre todo en las reuniones familiares. Y más si son de familiares políticos de tu sobrina... :-)
Asi que no vale la pena molestarse por ellos...
Laisser faire, laisser passer como dicen los franceses :-)
Un beso

 
Web Stats